Por qué se nos quiebra el cabello

En algún momento de la vida nos ha pasado que cuando nos peinamos se nos quedan algunas hebras de cabello en el peine o cuando nos duchamos notamos que caen algunos pelos en el piso de la regadera. Sin embargo, algunos estudios aseguran que es normal perder de 50 a 100 hebras de cabellos diariamente.

La razón por la que nuestro cabello se cae o se parte con facilidad es porque nuestro pelo se encuentra debilitado y frágil. En muchas ocasiones esa debilidad se debe a los malos hábitos alimenticios, actividades y el trato que sufre nuestro cuero cabelludo por nuestras propias rutinas personales.

Para saber que está perjudicando tu cabello, sigue leyendo y descubre por qué se nos quiebra el cabello.

1. Alimentación inadecuada

La alimentación poco saludable, insuficiente y sin horarios fijos es uno de los principales causante de que el cabello se quiebre y se caiga.

Nuestro cabello necesita de una buena nutrición para crecer sano. Para ayudar a fortalecer el cabello y evitar su debilitamiento es recomendable establecer un horario fijo para las comidas, además, llevar una alimentación saludable y equilibrada, con alimentos que contengan proteínas y vitaminas del grupo B.

Entre estos alimentos se encuentran: vegetales de hojas verdes, legumbres, frutas y hortalizas, carnes rojas (asadas), pescados, cereales integrales, huevos, leche, entre otras.

2. Los Vicios.

El tabaco, el consumo de café y el alcohol, debilitan el pelo y lo resecan.

3. Malos hábitos de cuidado

El uso excesivo de sacadores, planchas y rizadores. Los tratamientos estéticos de calor excesivo deterioran mucho los folículos del pelo, lo resecan y lo queman, lo cual contribuye a la ruptura y caída del cabello.

Químicos para permanentes, alisantes, tintes y decoloraciones. Los químicos que contienen estos productos son muy agresivos para el pelo, lo debilitan, lo resecan e irritan el cuero cabelludo, favoreciendo el quiebre y caída del pelo, además, deshidrata el cabello y estimulan a que las puntas se habrán.

Uso continuo de peinados apretados, gomas y ganchos. Peinados como la cola de caballo provoca deterioros al cabello. Al estirar el pelo por un tiempo prolongado se parte y puede llegar a dañar la raíz. También, el uso continuo de gomas y ganchos provocan el quiebre del cabello.

Peinar el cabello mojado. El cabello mojado es mucho más frágil, ya que el poro se encuentra dilatado y flojo, y tiende a salirse el cabello fácilmente. Evita cepillar el pelo cuando esté mojado.

Secarse el cabello con movimientos bruscos. Pasar la toalla fuertemente por el cabello para secarlo contribuye a que el pelo se arranque, se parta y se abran las puntas. Lo ideal es secar con una camiseta vieja o una funda (sin restregar) y esperar a que absorba toda la humedad, son telas más suaves que no dañan el cabello. También puedes secarlo al natural.

Movimientos bruscos al lavar el cabello. Se debe tener cuidado al lavar el cabello, ya que si se hacen movimientos fuertes puede provocar que el pelo se arranque y las puntas se abran y se quiebren.

4. Problemas de salud

Intervenciones quirúrgicas, anemia, embarazo, tensión, estrés o nerviosismo, caspa, seborrea y dermatitis seborreica, poca circulación, cambios hormonales, infecciones, gripe o cuadro viral, tratamiento con quimioterapia, entre otros problemas de salud pueden conllevar a que el cabello se quiebre y se caiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.